Me voy de aquí

Fue una desagradable sorpresa saber que lo que escribo queda al arbitrio de alguien que al igual que quemar un libro o muchos libros tirando un fósforo, decide apagar el botón e irse a la gran mierda y decidir que mi blog y el de ustedes no son necesarios en este mundo.

Migré y me he ido con todo menos con mi antigüedad, contactos, cantidad de lecturas y todo aquello que hacía de este blog una comunidad, cosa que no busqué pero que los bliggo que se miran el ombligo decidieron.

En fin.

Me fui a blogger, que al

(Leer más)


Comentarios recientes

Cerrar