Esa Navidad un Regalo Inolvidable

Esa Navidad la pasaríamos en Valdivia con los parientes, era un acontecimiento esperado por todos nosotros, pues además de regalos y rica cena con vestidos de fiesta y ropa elegante, llegaba el Viejito Pascuero verdadero con su tenida roja invernal, con su risa jo, jo, jo y a la espalda esos inmensoGABYs sacos llenos de regalos que no terminaban de entrar por la puerta. Sí, nuestro Viejo Pascuero nunca entró por la chimenea, pues con tanta cosa que traía para la enorme familia de los Quintana, García, Flores y parientes cercanos, cualquier chimenea, aunque hubiera sido mágica,

(Leer más)

La Guerra de las Ventanas

No sé quien comenzó esta guerra, es el windowprimer año que sucede algo así, antes parecía que no nos importaba. La primera semana de noviembre, alguien decoró su ventana hermosamente con detalles navideños, luego otra casa más, después otra y así, cada día una ventana más linda que la anterior, más iluminada, con más animalitos, con hermosos y más barbudos pascueros, pinitos, angelitos iluminados, cortinitas de colores navideños, etc.

Bueno, les contaré que en la villa donde resido, que queda en la ciudad de Puerto Montt, las casas son iguales, -quizás a tí te pasa lo mismo- cada vecino

(Leer más)


Comentarios recientes

Cerrar