En Coihuín: Comenzó Taller de Muñecas de Lana

En el salón parroquial del sector de Coihuín –Carretera Austral- se inició ayer el curso de confección de muñecas tejidas con lana. Este curso que fue gestionado por la Parroquia San Peregrino Laziozi (que abarca la zona de la Carretera Austral en la Comuna de Puerto Montt) para un grupo de mujeres del sector de Coihuín -cercano al balneario Pelluco- con el objetivo de motivarlas, enseñarles nuevas maneras de trabajar con sus manos y realizar trabajos para regalar a sus seres queridos o ser parte de una futura agrupación de microempresarias.

Las mujeres, todas originarias de este sector costero, concurrieron el viernes 18 de abril a las 19:00 hrs. a la primera reunión del taller, que tuvo como objetivo marcar el inicio de las clases a través de una motivación, para en la próxima jornada realizar ya la primera parte del curso.

Al respecto, les contaré que yo soy la monitora de este curso, (primera vez que hago una nota de prensa de mí misma), y les contaré respecto a esto que creo que “cada vez que uno inicia un proyecto nuevo en la vida, es importante marcar un comienzo, pero también revisar dentro de uno y dar cuenta que somos capaces de hacerlo, que tenemos ganas, pero además que no es un desafío inalcanzable, por ello fue importante juntarnos un primer día, sólo a conocernos y que conocieran sobre la técnica que aprenderán y cuáles son los posibles resultados”.

Era primera vez que yo -que en mis ratos libres me dedico a hacer muñecas con diversas técnicas- me encontraba frente a un grupo de personas desconocidas que verían, tocarían y opinarían de las muñecas de lana que he hecho desde el año pasado con una nueva técnica que aprendí. “Fue muy emocionante mostrarles algunas de mis creaciones, yo las encuentro lindas, pero las había mantenido en secreto, ahora que me dan la oportunidad de enseñar algo de lo que he aprendido, descubrí que ellas también las encontraron lindas, esto me motiva mucho para enseñarles todos los secretos que he ido recopilando en este tiempo de aprendizaje y que les permitirán construir sus propias muñecas”.

Es importante destacar que este curso de confección de juguetes es gratuito, “no voy a cobrar a estas futuras colegas por enseñarles lo que sé, quiero compartir y entregarles un poco de aquello que he recibido de mis antepasadas tejedoras y artistas de las manualidades, mi bis abuela Blanca Bahamonde (chilota), mi tía Elena Quintana Mansilla (chilota), mi abuelita Lidia Vera Bahamonde (chilota), mi bisabuela materna Lina Bütikoffer (suiza) todas ya lejos de este mundo, y por supuesto también de mi madre Rudy Adriana Rüedlinger que disfruta cotidianamente de mis creaciones”. “Las técnicas son gratuitas, pues lo invaluable es la capacidad que tienen estas mujeres de crear con sus manos y que recién comenzarán a descubrir”.

Hay un cupo limitado de participantes, pero las interesadas llegaron prontas y puntuales. “Fue muy hermoso encontrarse con mujeres que desean aprender a hacer muñecas, a construir animalitos y otras cositas tiernas”.

Con este taller se pretende recuperar tradiciones femeninas, “valoro todas las posibilidades que se nos han abierto a las mujeres de involucrarnos en el mundo laboral, pero con ello se ha ido perdiendo nuestra propia tradición, esa característica tan nuestra de trabajar con las artes manuales como el tejido, la costura, el bordado y muchas otras. Nos hemos insertado en un mundo competitivo donde estas habilidades no son apreciadas o consideradas”.

Otro objetivo de este talles es aportar a hacer comunidad, a acercarse a los demás, a conocer, a saber quiénes son, “yo quiero reivindicar este espacio maravilloso que es el compartir entre amigas, en este caso, juntarnos y hacer nuestras propias muñecas y otros juguetes un día en la tarde al calorcito de la cocina a leña en el invierno, conversando, conociéndonos, aprendiendo todas juntas, tomando once con cositas ricas y compartiendo nuestros logros artísticos entre nosotras mismas”.

Este es el primer curso de muñecas de lana, “este curso es un hermoso desafío para mí, serán mis primeras alumnas y estoy segura que aprenderán a hacer maravillas con todo el amor que veo que llevan en sus corazones. Porque hacer muñecas es proyectar el cariño y amor que llevamos dentro, nuestra esencia más pura en un juguete que será abrazado, querido y que acompañará gratos momentos de una niña, un niño y por qué no de un adolescente o adulto”.

Las metas ya están trazadas “ayer nos pusimos una meta, que es trabajar, aprender y compartir juntas, ellas están seguras que de este desafío saldrán cosas hermosas de sus manos, ya se dieron cuenta de ello. Y los resultados los estaremos mostrando al público interesado unos meses más, porque ahora estaremos trabajando en secreto, así como antaño las mujeres de las tribus. Haremos magia con nuestro cariño, con nuestra imaginación y con nuestras manos y el resultado estoy segura que será hermoso”.

El taller de muñecas que tiene cupo limitado y que es sólo para las mujeres de Coihuín, se desarrollará en el salón parroquial una vez por semana en la tarde después de que todas las estudiantes terminen con sus trabajos y labores familiares.

|

Comentarios

Amiga, muchas felicitaciones por el aporte de entregar su arte a las mujeres de Coihuin. Que envidia sena eso sí me gustaría tanto aprender hacer muñecas y muñecos. Amiga cómo me puedo contactar con UD.

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar