La delicia de una "Olla Horno"

En estos días donde nos recuerdan cada minuto que a nuestro país se le acaba el agua, por consiguiente la luz, la energía, nos dicen que tenemos que ahorrar. Pero es bueno comentar que ahorrar energía no significa sacrificarnos si utilizamos maneras inteligentes de aprovechar la energía.

Por ejemplo la "olla horno" u "horno mágico", no sé si algun@ de ustedes habrá utilizado alguna vez este artilugio. Quizás esté guardado por ahí en vuestra casa, ya que muchas veces compramos cosas por que están de moda y luego las olvidamos. Si en tu casa hay una olla horno, desempólvala y deja de usar el horno de tu cocina a gas, verás que ahorras energía y además te evitas tener que limpiar el horno -cosa que por lo general es bien desagradable-.IMG_0635.web.JPG

Yo conocí las "Ollas Horno" en Santiago cuando estaba en la universidad, no tenía cocina, sólo una cocinilla de 2 platos, por lo que una comidita al horno era sólo un sueño que se cumplía en vacaciones cuando venía a Puerto Montt a visitar a mis padres.

Esta es la Olla Horno viejita pero aún brillante.

Allí fue que una tía -Oly- me mostró su olla horno de Aluminios El Mono, con ella hacía desde queques hasta pollo asado, pasando por papas al horno con mantequilla, pancito casero o milcaos y otras delicias que con una menor cantidad de energía entregaban un poco de calorcito de hogar en mi departamento, sobre todo en los meses de invierno, tan necesario cuando uno se encuentra lejos de la casa paterna.

Me compré la olla más pequeña de los tres tamaños que existían en la Zofri de Providencia (Pedro de Valdivia con Providencia), en ese tiempo eran todas de aluminio, sin ninguna elegancia. Cambió 100% la calidad culinaria de mis recetas caseras, como pastel de papas, pastel de zapallitos italianos, kuchenes y muchas otras delicias que disfruté con amigos o sola aquellas eternas tardes de estudio.

IMG_0638.web.JPGOJO, si buscan "Olla Horno" en Internet, les aparecen otras ollas (denominadas Eterna) conocidas en Chile como las ollas Essen, excelentes, que también tienen todos los atributos de un horno, pero que son bastante caras, son de aluminio pesadísimas y requieren muy poquito gas para cocinar, yo tengo una, otro día les cuento qué hago con ella.

La "Olla Horno", que ha desaparecido casi por completo del mercado, tiene un leve parecido con un molde de queque -de esos que tienen un agujero al medio- se compone de tres partes, base, la parte de abajo de la olla (que también tiene un agujero al medio) y la tapa (las más modernas tienen tapa con ventana para ver cómo va la cocción si abrir la tapa), por lo general son de aluminio.

El mecanismo que tiene la olla para controlar el cocido de los alimentos es sencillo, a través de unas ranuras en el borde superior de la olla y en el inferior de la tapa -de la misma forma-, que moviendo la tapa de manera circular, abren o cierran estos pequeños espacios que generan una corriente, de manera que cuando uno aprende a controlar la apertura de estos agujeros cuece desde abajo o dora encima. También se regula la cocción a través de la llama de la cocina -que entra por el agujero-, mientras más baja la llama, más lento va cociendo -sobre todo para aquellas comidas donde es necesario un tiempo más largo-.IMG_0643.web.JPG

Tal como cuando hacemos un pollo al horno, en este artefacto se concentran los jugos, realzándose el sabor de los alimentos y con la regulación de la cocción queda sabroso como cuando se cocinaba en cocina a leña -los que tuvimos el privilegio de una cocina a leña en la casa-.

Fabuloso para hacer pan o calentar pancito, queda rico y crujiente.

Mi olla horno fue heredada por mi hermano menor, quien la ocupó también cuando estaba estudiando la educación superior en Santiago, y ahora está viejita y ennegrecida.

El otro día en la casa de playa de mis padres me encontré con otra olla horno, la más grande, una que le regalé a mi madre para su cumpleaños hace muchos años y que a pesar de los años y el uso brilla como un espejo (la de la foto). Ha acompañado los veranos de mi familia durante varias décadas aportándole sabor a las comidas y onces estivales.

|

Comentarios

Muy bueno. En la casa de mi mamá había uno y con mi hermano hacíamos pan batido, como pan de molde, quedaba exquisito, pero no recuerdo la receta. Me compré uno ahora que tengo mi propia casa y traté de hacer un pan una vez pero quedó encrudecido al centro y se quemó por fuera, un desastre. Podrías dar recetas??? Por favor. No solo de pan, sino otras ideas de que cocinar en él. Creo que el mío es el más grande, se lo encargué justamente a Santiago a una tía (yo soy de Concepción)

Gracias, de antemano.


yo compre en una feria un horno magico  es super grande yo no sabia ocuparlo pero  le pregunte a un primo que tiene uno chico y me dijo  enpese a cosinar asido muy bueno hago pan amasado montino ,pollo asado carne asada o al jugos  es muy bueno  ahorro mucho mis hijos  estan contento ya que le cosino de todo uno de estos dia colocare la foto de mi horno cuando ise un queque. me gustaria saber sobre loo allitos abierto es para coser o dorar . bueno gracia por poder decirte que el horno magicos es muy bueno.saludos.

Holaaaa: Leí en tu página y recordé el horno de mi abuela, lo busqué entre mis cosas que guardo "porque pueden servir"  y allí estaba pero no encontré la base en la que se coloca sobre la llama.

Yo tenía 6 o 7 años cuando ella llegó ufana con su nueva adquisición, luego la heredó mi madre y preparaba un queque que se desbordaba de los bordes. ahora, soy abuela y he buscado recetas en san google que todo lo sabe pero no me satisfizo lo que encontré, ¿ qué preparabas cuando lo usabas ?  ¡ y qué puedo usar para soporte,? porque con el tostador se ladea, felicitaciones duendecilla y gracias por tus recuerdos chilotes, excelentes, interesantes y amenos. alicia

 

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar